27.5 C
Panama
Wednesday, June 12, 2024
APOM Enseñanzas extraídas de la pandemia de COVID-19

Enseñanzas extraídas de la pandemia de COVID-19

  • Un Grupo de acción conjunta publica recomendaciones para mitigar el efecto de las recomendaciones sanitarias sobre los trabajadores esenciales del transporte.

Designar a los trabajadores del transporte, incluida la gente de mar, como trabajadores esenciales y garantizar que se tengan en cuenta sus necesidades y dificultades durante la pandemia son algunas de las recomendaciones publicadas recientemente por un Grupo de acción conjunta de las Naciones Unidas y el sector.

El Grupo de acción conjunta se estableció en diciembre de 2021 para examinar el efecto de la pandemia de COVID-19 en los trabajadores del transporte y las redes de suministro a nivel mundial. El Grupo está integrado por la Organización Marítima Internacional (OMI), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Cámara Naviera Internacional (ICS) y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), así como por entidades aéreas y de transporte por carretera.

Las recomendaciones del Grupo de acción conjunta para examinar el efecto de la pandemia de COVID-19 en los trabajadores del transporte y las redes de suministro a nivel mundial tienen como objetivo minimizar los efectos adversos sobre los trabajadores del transporte, sus familias, así como el comercio mundial, las cadenas de suministro, garantizando al mismo tiempo que se salvaguardan plenamente las necesidades de salud pública y se protege a las comunidades locales.

El Secretario General de la OMI, Sr. Kitack Lim, firmó el documento de recomendaciones el 27 de enero de 2022, junto con los Jefes de las demás entidades de las Naciones Unidas implicadas.

Las 23 recomendaciones incluyen, entre otros:

  • La creación de un grupo de respuesta rápida para su activación inmediata en caso de emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) declarada por la OMS.
  • Entablar un diálogo social eficaz con los empleadores mundiales, regionales y nacionales y los trabajadores del transporte y sus organizaciones, reconociendo que el diálogo social es un medio eficaz para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores del transporte que trabajan de forma móvil y de forma transfronteriza y la facilitación del transporte a través de las fronteras internacionales.
  • El sistema de las Naciones Unidas debe convocar una reunión tripartita, internacional e interministerial para debatir sobre el transporte, la salud y las preocupaciones e intereses comunes del sector del transporte, con el fin de identificar los diferentes enfoques necesarios para salvaguardar y respetar los derechos de los trabajadores y los empleadores durante las ESPII.

Entre las recomendaciones específicas para la OMI, la OIT y la OACI se encuentran:

  • Contribuir a las orientaciones de la OMS para integrar los derechos, las necesidades y los desafíos de los trabajadores y empleadores de los sectores del transporte durante las ESPII.
  • Expresar e integrar las necesidades y los desafíos de los trabajadores y del sector participando en la elaboración de un futuro convenio, acuerdo u otro instrumento internacional de la OMS sobre prevención, preparación y respuesta frente a pandemias, así como en las posibles enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional 2005, de acuerdo con las modalidades de participación de las partes interesadas pertinentes.

Entre las recomendaciones específicas para los Gobiernos se encuentran:

  • Reconocer la función fundamental que desempeñan los trabajadores del transporte durante las ESPII, en particular los trabajadores del transporte que trabajan de forma móvil y de forma transfronteriza que sirven para mantener las cadenas de suministro esenciales, y, si no lo han hecho ya, designarlos como “trabajadores esenciales”.

Acciones de la OMI durante la pandemia

Las recomendaciones reflejan los llamamientos realizados por la OMI durante la pandemia de COVID-19 para designar a la gente de mar como trabajadores esenciales y los llamamientos conjuntos para colaborar en cuestiones relacionadas con la gente de mar. (Más información aquí)

Además, el Comité de facilitación de la OMI ha adoptado enmiendas al Convenio de facilitación (que entrarán en vigor el 1 de enero de 2024), para incluir disposiciones derivadas de las enseñanzas extraídas durante el transcurso de la pandemia de COVID-19. Los Gobiernos Contratantes y sus autoridades públicas competentes deberán permitir que los buques y los puertos permanezcan plenamente operativos durante una ESPII, con el fin de mantener el total funcionamiento de las cadenas mundiales de suministro en la mayor medida posible. Las autoridades públicas también están obligadas a designar a los trabajadores portuarios y a la tripulación de los buques como trabajadores esenciales (o equivalentes), independientemente de su nacionalidad o del pabellón que enarbolen sus buques, cuando se encuentren en su territorio.

Grupo de acción conjunta para examinar el efecto de la pandemia de COVID-19 en los trabajadores del transporte y las redes de suministro a nivel mundial

El Grupo de acción conjunta para examinar el efecto de la pandemia de COVID-19 en los trabajadores del transporte y las redes de suministro a nivel mundial se estableció en una reunión de los Directores Generales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con los jefes de las organizaciones y federaciones internacionales del transporte, celebrada el 6 de diciembre de 2021. El Grupo de acción conjunta debatió los graves y urgentes desafíos a los que se enfrentan los trabajadores del transporte como consecuencia de la pandemia de COVID-19, con miras a minimizar los efectos adversos sobre los trabajadores del transporte, sus familias, así como el comercio mundial, las cadenas de suministro, garantizando al mismo tiempo que se salvaguardan plenamente las necesidades de salud pública y se protege a las comunidades locales.

Además, el Comité Ejecutivo del Secretario General de las Naciones Unidas ha creado un Grupo de tareas interorganismos de las Naciones Unidas sobre los efectos de la COVID-19 en la gente de mar, al que se ha pedido que tenga en cuenta, según proceda, los resultados del Grupo de acción conjunta y, entre otras cosas, ha solicitado a la OIT y a la OMI que asesoren a la Oficina del Grupo de acción conjunta de cooperación para el desarrollo de las Naciones Unidas y a los Coordinadores Residentes de las Naciones Unidas sobre los posibles esfuerzos de divulgación específicos y coordinados para informar mejor a los responsables nacionales de la toma de decisiones y al público en general sobre los retos que plantean las emergencias sanitarias para la gente de mar, incluidas las amenazas específicas que están motivadas por el género, el transporte marítimo y las cadenas de suministro.

Para leer el conjunto completo de recomendaciones, pulse aquí (en inglés).